+34 96 145 25 55

Dos hackers de 18 años, responsables de la mayoría de ataques DDoS del último lustro

Uno de los tipos de ataques hacker más temidos en el sector de Internet es el conocido como DDos. Consiste en intentar inundar de peticiones de acceso una web hasta conseguir que el servidor en el que dicha web se encuentra alojada se colapse y ‘caiga’. Evidentemente se trata de una caída temporal, por lo que no se trata de un daño irreversible ni mucho menos, pero sí consigue dejar fuera de servicio el sitio web atacado durante unas horas. Algo que, dependiendo del nivel de servicio que preste la web objeto del ataque, puede obtener resultados más o menos desastrosos.

ataque-ddos

Bajo este modelo de ataque operaban dos jóvenes israelíes de apenas 18 años de edad, conocidos en el mundillo como itay Huri y Yarden Bidani, que han sido recientemente acusados de poner en marcha el mayor servicio de venta de software DDoS de todo el planeta. Para entender el potencial de la distribución de un programa así, basta con imaginar qué haría un periódico que quiera ampliar su volumen de negocio si tiene un software capaz de dejar a los periódicos considerados como su competencia fuera de juego durante las suficientes horas como para que mientras, sus noticias ‘ocupen’ en exclusiva los primeros puestos, por ejemplo, de Google -que concentra la mayor parte de visitas a las páginas web en general-. Los jóvenes, ahora detenidos, crearon la tienda online vDOS que vendía malware a la carta para perpetrar todo tipo de ataques DDoS contra servidores.

Por lo que se ha podido saber, los dos jóvenes hackers israelíes estarían detrás de la mayor parte de ataques DDoS sufridos en todo el mundo en los últimos años. Hablamos, en términos globales, de más de 150.000 ataques, una cifra nada desdeñable, gracias a los que se habrían conseguido hacer con unos 600.000 euros. En pleno proceso de recopilación de pruebas, los jóvenes han sido puestos bajo arresto domiciliario temporalmente mientras se procesan datos suficientes para presentar cargos contra ellos.

Lo curioso de la noticia es la forma en que han sido descubiertos los dos jóvenes hackers. Una de las empresas que había sido víctima de uno de sus ataques fue capaz de contraatacar hackeando el propio servicio vDOS y, gracias a ello, se tuvo acceso al listado de clientes y la identidad de itay Huri y Yarden Bidani. Una vez más se hace patente la máxima del cazador cazado.

Artículos Relacionados

Escribe un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *