+34 96 145 25 55

Museos y bibliotecas que ofrecen sus contenidos digitalizados gratis en Internet

Los Museos y las Bibliotecas son dos de esa suerte de instituciones que se han erigido, desde los albores de los tiempos, en depositarios del saber humano. Una amalgama de conocimientos que conviene salvaguardar, puesto que en gran parte concentran la mayor riqueza que la especie humana es capaz de mostrar como bagaje positivo de su devenir a lo largo de la Historia. Museos y Bibliotecas son, precisamente, las que en mayor medida han dado los primeros pasos hacia Internet como una prolongación y a la vez salvaguarda de su tesoro, y además de un modo inequívocamente altruísta.

El camino marcado por la Wikipedia, la primera y mayor fuente de conocimiento del mundo de origen altruista, sigue gestando uno tras otro proyectos que van más allá en su leit-motiv primigenio. Wikisource, que surge de la Fundación Wikimedia, contiene más de 100.000 textos de dominio público, convertidos a formato HTML. Un proyecto de digitalización de libros que hata ahora solo estaban en papel y, como siempre, nutrido tan solo de la aportación desinteresada de miles de iniciativas personales anónimas.

Google también se ha sumado a esta tendencia, con su Google Books, iniciativa que si bien comenzó siendo un mero algoritmo del popular buscador, se ha convertido en una de las bases de datos de libros digitalizados más amplias que se conocen, con la nada despreciable cifra de 10 millones de obras en su haber.

Parecido al modus operandi de Wikipedia con Wikisource es el que caracteriza al Proyecto Gutenberg, que ha conseguido, a través de miles de voluntarios procedentes de todo el mundo, dar acceso totalmente libre a más de 20.000 libros para su lectura en multitud de dispositivos, más de 100.000 sumando los sitios web afiliados al proyecto.

wdl

La Biblioteca Digital Mundial, o WDL (World Digital Library, en inglés), es la versión digital de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y la UNESCO. De acceso totalmente gratuito y disponible en multitud de idiomas, conforma una buena base de conocimiento sobre diversas culturas y pueblos del planeta.

El equivalente español a la WDL sería la Biblioteca Nacional de España, que concentra 500 años de nuestra Historia a través de documentos, dibujos, legajos, fotografías, mapas, grabados, etc., para poder documentar cualquier hecho relevante que haya tenido lugar en nuestro país a lo largo del último medio milenio. De acceso totalmente gratuito y abierto a cualquier usuario.

Similar es el Portal de Archivos Españoles, que desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se ha marcado como meta difundir por Internet el Patrimonio Histórico Documental Españolofreciendo acceso a documentos e imágenes digitalizadas de los Archivos Españoles.

Otro tanto se puede decir de la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica Española, que nace con el mismo objetivo y mimbres que las dos iniciativas anteriores pero desde la prensa. Una impresionante hemeroteca virtual con gran cantidad de diarios españoles, gracias a un proyecto en el que se han involucrado administraciones públicas tanto nacionales como autonómicas y locales.

En el ámbito de la fotografía, una de las iniciativas más llamativas recientemente ha sido la decisión tomada por la Biblioteca pública de Nueva York de abrir al dominio público por Internet de su colección de más de 187.000 fotografías, mapas, grabados, etc.

El mundo universitario se halla representado por la Biblioteca de la Universidad de Harvard (HCL), que también ha digitalizado su base de conocimiento y lo ofrece al dominio público dando acceso libre a miles de imágenes, manuscritos, libros, partituras y otros materiales didácticos de indudable valor, procedentes de la propia universidad, una de las más prestigiosas del mundo.

Y por fin, ya en el ámbito infantil, la recopilación más grande de libros para niños se encuentra en la International Children’s Digital Library, con acceso en gran cantidad de idiomas y asignaturas diferentes.

Pasemos ahora al terreno de los museos, que también se han sumado a este tipo de iniciativas de forma generalizada.

No podíamos empezar por otro. El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) fue pionero en experiencias multimedia de difusión, por lo cual no le ha resultado nada difícil adaptar sus contenidos al medio digital. Así, con frecuencia, publican microsites para sus exposiciones temporales, de forma que éstas puedan ser visitadas online por aquellos usuarios que no pueden hacerlo de forma presencial.

Los Museos Guggenheim han creado una inmensa base de datos con sus más de 7.000 obras de arte repartidas por los museos de Nueva York, Venecia y Bilbao, así como la colección de Peggy Guggenheim.

Pero la colección digital de arte más grande que existe hasta la fecha la tiene sin duda alguna el Museo Británico, con más de 3,5 millones de objetos presentados con dos o más fotografías y una considerable y detallada información. Las joyas de la Corona y un grandioso catálogo de arte egipcio son algunas de las cosas que podremos admirar aquí.

The State Hermitage Museum constituye otra enorme colección que reúne más de 3 millones de piezas del museo más importante de Rusia, con pinturas, dibujos, grabados, retratos y en general una gran cantidad de obras de interés general.

Cómo olvidar los Museos Vaticanos. Este sitio además de concentrar la información de los museos ubicados dentro del estado Vaticano, da acceso a tours virtuales en los que podremos disfrutar (sin aglomeraciones) de cada una de las magníficas pinturas, murales y obras en general de este gran legado cultural.

moma-de-nueva-york

El Museo del Louvre es uno de los más importantes del mundo y no se ha quedado atrás, habiendo digitalizado toda su obra y ofreciendo, además, un tour virtual muy bien diseñado que nos permite recorrer el museo y conocer detalles de cada obra.

Considerada como el proyecto de arte más importante en Internet, Google Open Gallery es la herramienta que Google ha puesto a disposición de varios museos e instituciones para digitalizar obras, artículos y diversos contenidos para hacerlos disponibles vía online. Aún está en beta pero se puede solicitar invitación para conocerla. Hasta el momento poco más de 30 instituciones han aprovechado la plataforma de Google para poner al alcance de cualquier persona todo su contenido, pero destacan: Art Project, Historic Moments, World Wonders y el Cultural Institute.

Y pasando ya a nuestro país, si hay un museo de museos, ése es sin duda alguna el Museo del Prado. Una de las referencias esenciales de la cultura española y mundial, que da acceso online a todas las obras que alberga para conocerlas al detalle con imágenes en alta resolución, vídeos relacionados y descarga de copias digitales.

Sin salir de la capital de España, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) ofrece su gran colección de arte moderno y contemporáneo en una amplía gama de formatos que van desde fotografías, carteles, pinturas, vídeos, archivos de audio y mucho más.

Artículos Relacionados

Escribe un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *